Debido a la enorme competencia desleal que azota nuestro mercado hemos querido abrir esta área de transparencia y legalidad ya que la venta de productos del mar es una venta de animales (vivos y muertos) y por ello conlleva un control sanitario exhaustivo que garantiza la salud de los clientes que adquieren productos del mar.

 Sepa usted que desconocer la información que hoy se publica en esta página puede conllevarle a peligros alimentarios desconocidos por el cliente como la listeria, E-COLI- que provocan daños irreversibles en consumidores de mariscos vivos o cocidos.

 No todas las empresas cuentan con licencias para (depurar marisco, cocer marisco) para ello es necesario poseer unas instalaciones adaptadas a las normativas estar dado de alta en dicha actividad y garantizar una serie de criterios que garanticen su salud.

¿Sabías qué?

Una pescadería de barrio no puede enviar ningún producto a través de logística para ser entregado a domicilio. Las razones son sencillas, estas empresa están adaptadas para la venta directa de producto al cliente final, no están adaptadas ni han pasado los controles sanitarios pertinentes para ser transportados, solo los centros de expedición de mariscos y pescados frescos, los centro de expedición de primera venta, depuradoras de mariscos son aptos para esta función pues sus controles sanitarios van desde hacer analíticas constantes al producto, como controlar el anisakis, agua o controlar la cadena de frio en todo momento.

¿Sabas qué?

El NRS numero de registro sanitario se puede consultar a través de internet y dicho número sirve como base para saber si estamos frente a un establecimiento que pasa controles veterinarios rutinarios, además nos dará información de la actividad que esta empresa puede realizar, esto le otorgará a usted confianza a la hora de adquirir en ciertos lugares.

¿Sabías que el etiquetado nos aporta información adicional sobre lo que vamos a consumir?

El etiquetado, es una pegatina que se pega en la caja o en cada producto que este elaborado para que el cliente identifique varios factores importantes a tener en cuenta, “país de origen, fecha de captura o fecha de envasado, NRS del proveedor, información nutricional, estado del producto es decir si el producto es fresco o ha sido descongelado, contenido más allá del producto hay mariscos que pueden contener sulfitos o elaborados que pueden poseer ingredientes que pueden hacer reacciones alérgicas” para ello el etiquetado debe estar bien posicionado y cada producto bien documentado.

¿Sabías qué? Las empresas con NRS antiguos no necesariamente deben cumplir los nuevos reglamentos aplicadas a las nuevas empresas, y esto también te puede afectar en la salud alimentaria después del caso tan grande de listeria “Listeriosis” que vivimos el año pasado, los veterinarios han elaborado nuevas normas sanitarias que afectan a los nuevos centro de expedición o fabricas de alimentos aplicando normativas más duras que garanticen el correcto funcionamiento y una mayor seguridad alimentaria a la hora de elaborar productos. La listeria o listeriosis es una bacteria que se torna peligrosa en productos ya elaborados como el cocido, la contaminación cruzada, un tiempo de espera prolongado de espera del producto tras su cocido o una mala cocción a baja temperatura que no supere los 70 grados son factores que multiplican en minutos esta bacteria, aunque este esté envasado al vacío.

 

Plan de prevención de listeria elaborado por nuestra empresa con el fin de garantizar la seguridad alimentaria

Etiquetado en mariscos

Analíticas e los diferentes mariscos (Moluscos vivos) que vendemos

¿Por qué a veces la coquina o el marisco en si no abre?

Esto ocurre en ciertas épocas del año, es debidos a que el marisco a filtrado demasiada agua dulce y no se encuentra en un estado de salud óptimos, lo solemos ver tras periodos de lluvia que la coquina por ejemplo no abre al 100% si no que gran parte del molusco queda cerrado en el plato ¡Desecha siempre todo el marisco cerrado!, también suele ocurrir que el marisco esta muerto o apunto de morir ese también es un motivo del por que no se abren. La calor también afecta mucho al marisco de concha, altas temperaturas hacen que el marisco pierda su máxima calidad los meses de julio y agosto son meses muy difíciles para la coquinas las altas temperaturas hacen que la bacteria DSP campe a sus anchas las autoridades pertinentes hacen controles diarios a las zonas de producción para detectar y paralizar el comercio si se detectan por ello en esos meses la venta de coquinas se paralizan justo es el momento de mas auge de ventas por la restauración y esto provoca que ciertas personas o empresas se salten los controles pertinentes poniendo en riesgo la salud de las personas para ello usted antes de comprar marisco le recomendamos que observe las zonas de producción para proteger su salud le dejo el enlace para que visualice este factor antes de su adquisición:

Clasificación de las zonas de pesca para la recolección de moluscos. 

Zonas de clase A: aquellas en las que se pueden recolectar moluscos bivalvos vivos para el consumo humano directo.
– Zonas de clase B: aquellas en las que pueden recolectarse moluscos bivalvos vivos que únicamente pueden comercializarse para el consumo humano tras su tratamiento en un centro de depuración o su reinstalación, de modo que cumplan las normas sanitarias exigidas en las zonas de clase A. Actualmente en la Comunidad Autónoma del País Vasco no hay disponible ningún centro de depuración, por lo que las zonas de clase B se cierran al marisqueo.
– Zonas de clase C: aquellas en las que pueden recolectarse moluscos bivalvos vivos que únicamente pueden comercializarse para el consumo humano tras su reinstalación durante un período prolongado, de modo que cumplan las normas sanitarias exigidas en las zonas de clase A. Actualmente en la Comunidad Autónoma del País Vasco no está declarada ninguna zona de reinstalación de moluscos, por lo que las zonas de clase C se cierran al marisqueo.
Desde este enlace usted podrá visualizar cuando una zona de producción de moluscos esta cerrada al marisqueo

ver aquí 

 

El cliente.

Muchas de las veces podemos identificar a un mal proveedor cuando a este se le solicita una factura del producto, podemos descubrir con este simple gesto varios factores muy importantes para nuestra salud.

  • Si el proveedor no puede aportar factura sabremos que n cumple los controles sanitarios.

  • Si no aporta factura podemos estar delante de una venta clandestina.

  • Los productos deben ser identificados con el etiquetado ahí el proveedor deberá aparecer.

A veces vemos en las puertas de los centros comerciales o observamos la venta puerta a puerta que realizan algunas personas, esta práctica sin duda será de las mas arriesgadas que encontraremos para nuestra salud, usted podrá estar comprando productos de la pesca sin haber pasado un solo control sanitario, zonas pocas seguras o contaminadas donde el marisco abunda por no ser aptas para el consumo humano, hace relativamente poco tiempo se descubrió una actividad criminal que operaba de esta forma, aunque estas estaban camufladas como empresas legales aquí podéis ver el enlace de la noticia:

https://www.diarioveterinario.com/t/2878874/desarticulada-red-internacional-dedicada-comercio-bivalvos-no-aptos-consumo-humano?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=Newsletter%20www.diarioveterinario.com

En fin, el cliente siempre debe estar alerta y desconfiar de todo aquello que su intuición active, solicitar ciertos documentos si desconfiamos ya que es nuestra salud la que esta en juego o la de nuestros seres queridos por que al fin y al cabo si nosotros no somos población de riesgo quizás nuestros hijos, mujeres o mayores si y una compra responsable evitara muchos sustos y aportaran tranquilidad a la hora de consumir ciertos alimentos.

Carrito de compra
Ir arriba